Atención al afiliado: +54 11 4338-6449 / +54 11 4338-6450 / +54 11 4342-3414

Lineas virtuales: 26449/26450

AMFEAFIP

Asociación Mutual Federal de Empleados de las Administraciones Fiscales Públicas

Prevención de la endocarditis infecciosa

redaccionmedica.com 16-04-2021

Una endocarditis infecciosa es una infección grave de las válvulas cardiacas. Las endocarditis pueden producir múltiples complicaciones y requieren para su curación de un tratamiento prolongado con antibióticos por vena.

 

Se han identificado muchas situaciones en las que se favorece la aparición de una endocarditis. En general la presencia de alteraciones en las válvulas cardiacas (de nacimiento o por infecciones previas) y aquellas circunstancias que favorecen el paso de bacterias hacia la sangre, son las que más se asocian con su desarrollo. Por ello se deben administrar antibióticos de forma preventiva en personas con válvulas cardiacas dañadas en aquellas situaciones en las que el paso de bacterias a la sangre sea frecuente.

¿Cuándo se recomienda la profilaxis antibiótica para la endocarditis?

Estas son algunas lesiones cardiacas y situaciones de alto riesgo para las que se recomienda la profilaxis antibiótica:
En pacientes portadores de una prótesis valvular o que tienen algún material protésico que se ha utilizado para reparar una válvula.
En pacientes con antecedentes de un episodio anterior de endocarditis infecciosa.
En pacientes con cardiopatías congénitas (enfermedades del corazón desde el nacimiento) complejas o complicadas como:
Cardiopatías congénitas cianógenas (son aquellas que tienen cortocircuitos y la sangre bien oxigenada se mezcla con la no oxigenada) no reparadas o reparadas con defectos residuales, o mediante tratamientos paliativos no curativos.
Cardiopatías congénitas corregidas por completo con utilización de algún material protésico en los 6 primeros meses tras la corrección.
Cardiopatías congénitas en las que el problema no se haya solucionado completamente.
En pacientes que han recibido un trasplante cardíaco que además desarrollan lesiones en las válvulas.
Procedimientos que requieren profilaxis antibiótica ante la endocarditis

Si una persona tiene un problema de corazón de los referidos previamente deberá recibir tratamiento preventivo con antibióticos en las siguientes circunstancias:
Procedimientos dentales que requieran manipulación de la zona gingival (zona de las encías) o de la zona de los dientes próxima a las encías o que produzcan algún tipo de lesión en la mucosa oral (empastes, implantes, endodoncias…)
Procedimientos respiratorios (fibrobroncoscopia), gastrointestinales (gastroscopia, colonoscopia) genitourinarios (sondaje vesical, cistoscopia), cutáneos o sobre partes blandas (cura de heridas, abscesos, etc.), cuando haya una infección por bacterias en esa localización en el momento de efectuarse el procedimiento. El antibiótico a administrar dependerá de la zona infectada, debiéndose emplear aquellos que sean activos frente a la mayor parte de las bacterias que produzcan infección en dichas localizaciones.

Procedimientos que no requieren profilaxis antibiótica

Hay procedimientos que no requieren este tipo de tratamientos, incluso en pacientes con alto riesgo de endocarditis infecciosa.
Procedimientos dentales que no cumplan los requisitos especificados en el punto anterior:

  • Inyección de anestesia local en tejidos no infectados.
  • Retirada de puntos de sutura.
  • Radiografías dentales.
  • Ortodoncia.
  • Caída de dientes temporales (de leche).
  • Limpieza dental.
  • Traumatismos en los labios y en la mucosa oral.
  • Procedimientos respiratorios (fibrobroncoscopia), gastrointestinales (gastroscopia, colonoscopia), genitourinarios (sondaje vesical, cistoscopia), cutáneos o sobre partes blandas (cura de heridas, abscesos…) cuando no haya una infección bacteriana en esa localización en el momento de efectuarse el procedimiento.
  • Colocación de piercings o realización de tatuajes.

 

Pautas antibióticas recomendadas para procedimientos dentales en situaciones con alto riesgo de desarrollo de endocarditis infecciosa:

Pautas de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC)

No alérgicos a penicilina

Adultos: amoxicilina o ampicilina 2 gr vía oral o intravenosa 30-60 min antes del procedimiento.

Niños: amoxicilina o ampicilina 50 mg/kg vía oral o intravenosa 30-60 min antes del procedimiento.

Alérgicos a penicilina

Adultos: clindamicina 600 mg vía oral o intravenosa 30-60 min antes del procedimiento.

Niños: clindamicina 20 mg/kg vía oral o intravenosa 30-60 min antes del procedimiento.

Pautas de la Asociación Americana del Corazón (AHA)

No alérgicos a penicilina

Oral: amoxicilina 2 gr en adultos o 50 mg/Kg en niños 30-60 min antes del procedimiento.

Incapacidad de tomar medicación oral: ampicilina o cefazolina o ceftriaxona 1gr intramuscular o intravenoso en adultos y 50 mg/kg intramuscular o intravenoso en niños 30-60 min antes del procedimiento.

Alérgicos a penicilina

Oral: clindamicina (600 mg en adultos o 20 mg/Kg en niños) o azitromicina o claritromicina (500 mg en adultos o 15 mg/Kg en niños) 30-60 min antes del procedimiento.

Incapacidad de tomar medicación oral: clindamicina 600 mg intramuscular o intravenoso en adultos o 20 mg/Kg intramuscular o intravenoso en niños 30-60 min antes del procedimiento.

 

Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente.

Novedades

Noticias Institucionales

ESTANCIAS PARA FINES DE SEMANA

La AMFEAFIP  mantiene convenios con diversos centros deportivos y recreativos, y destacadas estancias para aprovechar los bonitos días de primavera y verano