Atención al afiliado: +54 11 4338-6449 / +54 11 4338-6450 / +54 11 4342-3414

Lineas virtuales: 26449/26450

AMFEAFIP

Asociación Mutual Federal de Empleados de las Administraciones Fiscales Públicas

Recomendaciones y cuidados antes, durante y después del ejercicio

REDACCION MEDICA 04/02/2022


El ejercicio físico es bueno para todas las personas. Sin embargo, debe adaptarse a la capacidad física de cada uno y realizarse de forma progresiva.

 

El ejercicio es satisfactorio para las personas con discapacidad, las cuales deben adaptar el tipo de ejercicio a sus limitaciones.

La actividad física es recomendable y segura para personas con enfermedades crónicas siempre que el grado de actividad se adapte a su forma física y a su situación clínica. Sin embargo este tipo de pacientes debe buscar ayuda y consejo en su médico.

Las personas habitualmente inactivas deben iniciar su actividad de forma lenta y progresiva con incrementos pausados en su actividad a lo largo de los días o de las semanas.

 
Recomendaciones antes de realizar ejercicio físico

* Una actividad física o un ejercicio físico moderado y progresivo probablemente pueden realizarse sin supervisión médica. Sin embargo, en personas de alto riesgo vascular, antecedentes de infarto, angina, ictus, AIT, diabetes o con múltiples factores de riesgo, es conveniente consultar con el médico antes de iniciar un programa de ejercicio.
*  Elija un ejercicio de su agrado.
*  Use ropa y calzado adecuado.
*  En casa puede realizar tablas de ejercicio en DVD o actividades en videojuegos.
*  Establezca una rutina de ejercicio diaria a una hora determinada.
Anote sus progresos en una libreta.
Beba agua o líquido abundante durante el ejercicio, sobre todo en verano o si suda.
Cuando esté enfermo o lesionado, evite el ejercicio.
Realice ejercicios de calentamiento de los músculos antes de iniciar el ejercicio. Esto permite acelerar de forma progresiva su corazón y su respiración. El calentamiento evita lesiones. Debe calentar al menos 5 minutos.

 

Qué tener en cuenta mientras se realiza el ejercicio físico

Para evitar riesgos para su salud, debe controlar la intensidad del ejercicio que va a realizar. Según vaya mejorando su forma física podrá ir aumentando dicha intensidad. La intensidad puede determinarse de diferentes maneras:

Pulsaciones. Un método adecuado para determinar la intensidad es utilizar un rango de pulsaciones donde debe mantener a su corazón durante el ejercicio. Las pulsaciones son el número de latidos que da su corazón durante un minuto y pueden medirse con un reloj con segundero y tomándose el pulso en la muñeca o en el cuello. El rango de pulsaciones donde debe situarse su corazón mientras realiza ejercicio es entre un 65% y un 80% de la frecuencia cardiaca máxima. Por debajo del 65% la actividad que está realizando es demasiado moderada y por encima del 80% demasiado intensa. La frecuencia cardiaca máxima se calcula de acuerdo a la edad con la siguiente fórmula: Frecuencia cardiaca máxima = (220- edad en años) o puede ser medida realizando una ergometría (prueba de esfuerzo). Por ejemplo, una persona de 50 años tiene una frecuencia cardiaca máxima de (220-50 = 170 latidos por minuto). Por tanto, a la hora de hacer ejercicio sus pulsaciones deben situarse entre 110 (el 65% de 170) y 136 (el 80% de 170). Otros ejemplos:

Edad

Frecuencia cardiaca máxima

Rango recomendado de pulsaciones en el ejercicio (65-80% de la frecuencia máxima)

25

195

117.166

30

190

114-162

35

185

111-157

40

180

108-153

45

175

105-149

50

170

102-145

55

165

99-140

60

160

96-136

65

155

93-132

70

150

90-128

75

145

87-124

 

La escala de percepción del esfuerzo de Borg. Es un método de cuantificar de forma subjetiva el esfuerzo percibido.

 

0

No me cuesta nada

0,5

Apenas lo noto

1

Muy poco

2

Poco

3

Algo

4

Entre algo y bastante

5-6

Bastante

7-9

Mucho

10

Muchísimo


Durante el ejercicio moderado la puntuación de esfuerzo percibido debe situarse entre 11 y 13 (suave hasta ligeramente fuerte) y durante el ejercicio vigoroso entre 13 y 15 (ligeramente fuerte hasta fuerte).
* La escala de percepción de esfuerzo. Es una escala de 1 a 10 que puntúa cuanto le está costando realizar un determinado ejercicio. Un 0 es ningún esfuerzo en absoluto (estar sentado) y 10 es muchísimo esfuerzo:

 

0

No me cuesta nada

0,5

Apenas lo noto

1

Muy poco

2

Poco

3

Algo

4

Entre algo y bastante

5-6

Bastante

7-9

Mucho

10

Muchísimo


En general se debe realizar ejercicio entre los niveles 3 y 4.

El test del habla. Permite también conocer el esfuerzo que se está realizando. Durante el esfuerzo se debe poder decir una frase completa. Si solo se pueden decir unas palabras, probablemente el esfuerzo es exagerado. Si se puede cantar durante el esfuerzo máximo, probablemente el ejercicio que se está realizando es demasiado leve.

Durante el ejercicio no se deben sentir molestias en el pecho, ni mareo, aturdimiento o náuseas.

 

Recomendaciones tras realizar el ejercicio físico


Realice actividades de enfriamiento. Al finalizar el ejercicio se debe de enfriar durante al menos 5 minutos para permitir que el corazón reduzca progresivamente su ritmo. En general consiste en realizar el mismo ejercicio que ha venido realizando pero de forma más lenta o menos intensa, caminar y realizar estiramientos para prevenir lesiones.
Los periodos de calentamiento y enfriamiento habitualmente contabilizan para el total de la práctica de ejercicio recomendada.


Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente.

 

Novedades

Noticias Institucionales

ESTANCIAS PARA FINES DE SEMANA

La AMFEAFIP  mantiene convenios con diversos centros deportivos y recreativos, y destacadas estancias para aprovechar los bonitos días de primavera y verano